Salmo 127 : Oración Poderosa para Protección de los hijos

Todos queremos tener bienestar y abundancia en nuestra vida, queremos trabajar duro para poder construir una casa, tener un buen auto y muchas otras cosas mas, pero generalmente nos concentramos en lo material y nos olvidamos de incluir a Jehová en nuestro camino, porque solo él puede proporcionarnos la prosperidad que buscamos.

Sin importar cuando dinero pongas en la construcción de un hogar, si no tienes a Jehová presente, tu éxito será efímero, por eso el Salmo 127 es el propicio para cuando desees tener un futuro seguro y lleno de la bendición del Señor, para que tus bienes materiales no sean alcanzados por ningún mal.

Este salmo nos recuerda la importancia de incluir a Jehová en todos los aspectos de nuestra vida, incluso cuando nos vaya bien y podamos tener cosas materiales beneficiosas, pero siempre hay que recordar que todo eso viene en nombre de nuestro Señor y debemos reconocerle por eso.

1 Si el Señor no construye la casa en vano trabajan los albañiles; si el Señor no protege la ciudad, en vano vigila el centinela.

2 En vano te levantas tan temprano y te acuestas tan tarde, y con tanto sudor comes tu pan: él lo da a sus amigos mientras duermen.

3 Un regalo del Señor son los hijos, recompensa, el fruto de las entrañas.

4 Como flechas en manos del guerrero son los hijos de la juventud.

5 Feliz el hombre que con tales flechas ha llenado su aljaba, cuando a la puerta vayan a litigar,

6 sus contrarios no los harán callar.