Oración por la Protección de los ángeles y los Santos

Oración Poderosa por la Protección de los angeles, Existen seres espirituales que Dios ha colocado para protegernos. Los ángeles son criaturas celestiales que nos auxilian en todo momento. Dios les ha conferido el poder de velar por sus hijos con amor. Realiza todos los días esta poderosa oración para pedir su ayuda oportuna, te sentirás seguro y cuidado.

Oración por la Protección de los ángeles y los Santos

Dios, me acerco con fe a ti creyendo que deseas lo mejor para mi vida. Pido con fervor la protección de todos los ángeles, para que siempre me vaya bien. Creo que me cuidan en cada paso que doy. No tengo miedo si están a mi lado acompañándome.

Invoco su poder y protección para que el enemigo no pueda tocarme. Quiero que me cubran con sus alas y me hagan invisibles a toda maldad. Con su luz me sentiré seguro y estaré confiado que todo estará bien.

Cada día quiero el milagro de su compañía, ángeles del cielo y seres sublimes. Me deleito y encuentro un remanso de paz. Que mis oraciónes estén llenas de olor fragante, de agradecimiento y el mas puro sentir que emana de mi corazón.

San Miguel Arcángel, tú que eres poderoso guerrero, con tu espada libras la batalla. Ya que tienes la autoridad para dominar a las fuerzas del mal. La serpiente maligna no puede prevalecer contra ti. Si cuidas mi camino me sentiré confiado. Guía mis pasos, llévame por sendas de bien y desvíame de todo tropiezo.

San Rafael, ángel amoroso, cuida de mi salud, para que el mal no pueda alcanzarme. No permitas que ningún virus, bacteria o agente maligno toque mi cuerpo. Protege mi mente para que el estrés, el temor y la ansiedad no encuentren lugar en mi alma. Que ningún pensamiento negativo pueda crecer dentro de mí, desvía las saetas del enemigo.

San Gabriel, te pido que lleves mis oraciónes ante Dios, para que estas sean debidamente escuchadas. Trae paz a este corazón con una repuesta a mis plegarias. Sé custodio de mis días y permite que mi fe crezca sabiendo que Dios nunca me deja de lado.

Ángeles del cielo, que son protectores de los hombres, ruego por su ayuda. Pido cuidado para mi familia, que siempre estén a su alrededor, no los abandonen. Cuiden sus almas, cuerpos y espíritus donde quiera que vayan.

Resguárdenme también de todo enemigo oculto, de aquellos que buscan el mal, pero a quienes no puedo ver. Alejen a todas estas personas de mi vida, y solo traigan gente de bien.

Confío en que siempre están a mi alrededor como un escudo que desvía las flechas del mal. A mi derecha, izquierda, delante y detrás estoy cubierto. Todo mi ser se encuentra protegido, y nada podrá dañarme. Mi fe crece cuando sé que se encuentran conmigo, y aun en debilidad me siento fuerte.

Sé que cuento con criaturas poderosas que nunca me abandonan. No estoy solo, siempre se mantienen a mi vera. Ángeles, acrangeles y seres de luz, agradecido me siento, es un deleite su santa presencia. Gracias te doy Dios por mandarlos a resguardarme, y hacerme sentir amado. Amén.