las 3 oraciónes díarias para la bendición de Dios

El Señor nos bendice díariamente con todos los regalos que nos brinda, así que es necesario que recemos estas tres oraciónes para Dios, para que nos siga bendiciendo en su santísimo nombre, porque nuestra vida está ligada a él, porque necesitamos sus bendiciónes díarias para seguir nuestro camino díario a su lado.

Tres oraciónes díarias para la bendición de Dios

Primera oración de bendición

Querido Dios,

tú me has brindado tantas alegrías

y bendiciónes en mi vida,

que solo puedo decir gracias,

por todo lo que me has brindado,

por mi familia

y por mis seres queridos,

sin tu ayuda y sin tu auxilio

nunca hubiese llegado

donde estoy ahora,

por eso siempre estaré en deuda contigo Señor.

Te ruego Señor

que me abras las puertas

que me brinden bienestar en mi vida,

para mejorar y alcanzar más oportunidades

para poder desarrollarme como deseo

y obtener las metas que tengo,

siempre de tu mano mi Dios.

Gracias por amarme

y mantenerme bajo tu manto,

gracias por resguardarme del mal,

gracias por no dejar

que mi corazón se apague

ante los problemas

y gracias por darme luz

cuando el sol se ha ocultado

en mi sendero.

Te agradezco

por todas las veces

que me has salvado,

que has sido mi guardián

y mi compañía por mucho tiempo.

Báñame de bendiciónes Señor,

empápame de tu presencia,

enséñame el camino

que debo recorrer

para vivir siempre en tu gloria infinita,

por los siglos de los siglos.

Amen.

Segunda oración de bendición

Bendito Dios,

en este día que acaba de comenzar,

te agradezco

por todas las bendiciónes que me has dado,

por el aire que respiro,

por la luz que ven mis ojos al despertar

y por el nuevo día

que me permites vivir en tu presencia.

Solo tú

puedes otorgarme

las bendiciónes díarias que necesito,

porque sabes realmente

que necesito de tus dones

para mejorar mi vida

y no me consuma la angustia

de saberme perdido en la oscuridad,

sin la bendición de tu palabra.

Todas tus bendiciónes

son una gran ayuda

para calmar mis miedos,

porque tú sabes la profundidad de los mismos

y sabes que siempre he acudido a ti para curarme,

solo tú puedes brindarme

las bondades que te pido,

sabes que te lo ruego desde el fondo de mi alma,

porque necesito de tu presencia en mis momentos oscuros.

Solo tú

tienes el poder para hacer milagros,

para mover montañas,

para tocar los corazones

de las personas dañinas,

por eso siempre

espero tus bendiciónes todos los días,

mi vida no es lo mismo sin tu presencia,

quédate a mi lado siempre Señor.

Amen.

Tercera oración de bendición

Dios mío,

tu que eres el creador de todo el universo

y que nada ocurre si tu no estas presente,

te pido que me otorgues

tu bendición el día de hoy,

para que pueda cumplir mi rutina con tu presencia

y con tu guía en mi vida.

Todos los días

celebraré la grandeza de tu nombre

y de tu gloria,

celebraré tu hermosa majestad

y te daré las gracias

por darme las bendiciónes

que te solicito humildemente,

porque solo tú sabes

cuáles son mis debilidades,

por eso me haces fuerte todos los días.

Aunque yo no soy merecedor

de tus sagradas bendiciónes,

igualmente tú me brindas las gracias que te pido,

porque eres bondadoso y misericordioso,

no dejas a quienes nos arrepentimos de nuestros pecados

y por eso nunca dejare de amarte y de alabarte.

Mis días están dedicados

exclusivamente a ti mi Dios,

tus bendiciónes

son el bálsamo que mi vida necesita

en este mundo convulsivo y atroz,

tu presencia es todo lo que necesito,

por eso te pido que te quedes conmigo siempre.

Amen.