Oración para el buen comienzo de los días domingos

Los domingos, son los días que deben ser dedicados a la oración y a la convivencia con Jesús, así que es importante que no tomemos un momento todos los domingos para orar y meditar un poco en la compañía del Espíritu Santo, para comenzar la semana llenos de su presencia.

Dios mío, yo sé que siempre me acompañas en mi camino en el transitar de la vida y que nunca dejaras que recorra ese camino solo, pero también sé que te gusta que tus hijos te pidan que los acompañen, por eso, en este sábado dedicado a ti, quiero pedirte que te quedes a mi lado siempre.

Vivimos momentos de mucha incertidumbre y angustia, donde no sabemos que podrá pasar mañana, tu presencia es lo único que me reconforta, por eso te pido que sin importar lo que pase, que no te apartes de mí lado, ilumíname con tu luz bendita, protégeme del mal que pueda dañarme.

A ti te entrego mi rencor, mi odio, mi rabia y hasta mi dolor, para que sea capaz de vivir con fe mi vida y transitar mi camino por ella con rectitud para alcanzar la gracia infinita para llegar al paraíso de tu mano y en la compañía de Maria santísima. Esta decisión no tiene vuelta atrás, porque siempre quiero estar cobijado en tu seno.

Puedo estar listo para responder ante cualquier señal que me muestres, estoy preparado para hacer tu voluntad cuando lo dispongas y siempre me pondré al frente para ayudar al necesitado y socorrer al que sufre en tu nombre, sin importar las circunstancias en las que me encuentre.

Ese es mi compromiso contigo amado Jesús, quiero ser un instrumento de tu paz siempre, toma mi alma y mi cuerpo para que a través de ellos, las demas personas también escuchen tu llamado y quieran que los acompañes en su camino, así estaremos unidos medíante tu presencia y cobijados bajo tu manto.

Por favor, acompáñame siempre en mi caminar y nunca te olvides de este hijo que te ama, te lo pido en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

No todas las oraciónes deben ser para pedir algo cuando nos encontremos en dificultades, también podemos pedirle que siempre a Jesús, que esté a nuestro lado sin importar como nos encontremos, por eso, esta oración es la mejor para ello, rézala todos los domingos y sentirás la presencia de Jesús a tu lado siempre.