La oración más maravillosa que escucharás de dar gracias a Dios

oración para dar gracias, Nada como elevar una plegaria a Dios al levantarse o ir a dormir, incluso durante toda tu jornada. Él ama a quienes poseen un corazón lleno de gratitud. Realiza una oración para dar gracias al Señor. No dejes que pase un solo día sin mostrar esa actitud que traerá muchas bendiciónes a tu vida.

La oración más maravillosa de dar gracias a Dios

Mi Dios, amado y excelso,

Al levantarme, abro mis ojos y me acerco a ti con gratitud,

Mis oraciónes están llenas de reverencia y amor,

Quiero agradecerte por todo lo que haces,

Mi Señor, tu presencia nunca falla,

Jamás cambias y siempre cumples tus promesas,

Por eso, me acerco con devoción,

Mi amor hacia ti es pleno.

Gracias, porque me brindas una fuente de sustento,

Provees bienes materiales,

Nada falta en mi mesa,

Me das alimento, ropa, casa y toda clase de dádivas,

Gracias por las bendiciónes espirituales,

Porque cada día acrecientan mi fe,

Tu cálida presencia nunca me deja,

Me siento lleno de tu gracia.

Agradezco tu protección,

Me cuidas, no me dejas desamparado,

Vas conmigo a todos lados,

Eres mi guía y ayuda.

Por eso, vivo tranquilo y confiado,

Satanás y sus seres espirituales no me hacen daño,

Tengo auxilio en ti,

No siento temor,

Tu escudo y espada me defienden,

De las personas malignas me libras,

Para que sus intenciones no puedan perjudicarme.

Te doy gracias por mi familia,

Ya que me enseñan a ser mejor persona,

Bendiciéndome con su amor,

Gracias por mis amigos,

Porque en ellos siempre encuentro paz y tranquilidad,

Gracias por todos mis conocidos, compañeros y vecinos,

Cada uno de ellos aportan lecciones poderosas a mi vida,

Gracias por todos aquellos que me causan mal,

Porque aprendo la lección del perdón,

Que aviva la llama de fe en mi corazón.

Gracias por las nuevas bendiciónes que traes a mi existencia,

Porque siempre me sorprendes con regalos maravillosos,

Me llenas con esas expectativas,

Las cuales me dan esperanza,

Espero tus promesas con plena seguridad.

Gracias por mi salud,

Porque mi cuerpo está lleno de vigor y energía,

Despierto todas las mañanas

Sintiendo ánimo y fortaleza,

Gracias, porque también cuidas mis emociones,

Me ayudas a sentirme bien,

Sin dejarme apabullar por los problemas,

Por eso, la cotidíanidad y el estrés no me afectan.

Gracias amado Dios, eres sublime y fiel,

Porque jamás me abandonas,

Incluso cuando tengo problemas puedo sentir tu amor,

Nada me vencerá si estás conmigo,

Cada testimonio de ti me fortalece,

Gracias, Dios por oírme,

Porque soy tu hijo,

Amén.