Oración matutina para fortalecer la fe

La fe es esa llave que abre todas las puertas, incluso las mas difíciles. Por eso, cualquier cosa que pidas, de acuerdo a su voluntad, puede suceder. No dudes en ejercitar tu fe con esta oración, así las mañanas serán el momento perfecto para afilar la espada de guerra espiritual mas poderosa.

Mi fe en ti reside, creo porque me has demostrado que tu palabra siempre se cumple, sin importar el tiempo o las situaciones. Creo, porque en el pasado tus promesas se hicieron realidad, pasó con Moisés, David, Elías, Jesús y los apóstoles. Tu poder es mas que el problema y los hombres.

Mi fe se fortalece porque en la creación veo tu poder; una flor, un pájaro, el cielo diurno y nocturno. Te veo en los arreboles de la mañana y en los crepúsculos del atardecer. Con el vuelo de las mariposas creo, con el aleteo de los pájaros, en cada detalle perfecto resides, mi amado Dios.

Recuerdo donde estaba antes, me has sacado del olvido, de entre las tinieblas que producen miedo en el alma de los hombres. En este día que comienza, declaro que mi fe es por ti y contigo.

Mi confianza pongo en tus manos, cada una de mis horas, pienso en tu presencia y mi corazón se agita. Gracias te doy por aceptarme sin condiciones, aun en mi gran imperfección.

Declaro con fe que tengo un corazón sano, libre de rencores, porque al perdonar tú me perdonas también. Me acerco confiado a ti, el perdón me llena de una paz que supera todo miedo y dolor del pasado.

Declaro que creo en tus promesas, sonrío al pensar en la expectativa que me genera saber lo que harás por los míos. No hay mayor amor que el tuyo, no concibo otro igual, por eso mi corazón ante ti se llena de gozo.

Gracias por este día, sé que estará lleno de bendiciónes, quiero ser útil para ti y así ayudar a otros, que como yo necesitan de una esperanza, la cual vive contigo.

Gracias por la vida y la esperanza, lo creo y declaro en tu nombre, amén.