Oración de sanación para un enfermo Milagro de sanación

milagro de sanación, Cuando alguien está enfermo necesita de esperanza, que su salud emocional y espiritual estén fortalecidas. ¡Dios tiene el poder para sanarnos! Sin importar cuán difícil sea un cuadro de salud. Haz esta plegaria todos los días con fe, y Dios hará un poderoso milagro de sanidad para esa persona convaleciente.

Oración para un enfermo milagro de sanación

Dios amado y Todopoderoso,

Oro a ti con fervor,

Tú que has sanado a tantos

Que con fe en ti han creído,

Puedes hacer este milagro

Sé que tu amor es ilimitado,

Así como la fuerza para someter todo mal,

Ningún flagelo ante ti prevalece.

Señor, escucha mis oraciónes,

Solicito de ti con fe

Que sanes a (di el nombre del enfermo y enfermedad)

Libra su cuerpo de este mal,

No permitas que prevalezca,

Haz que pueda recuperar su salud,

Que salga fortalecido de este proceso,

Sabiendo que eres poderoso,

Que nos libras de toda acción maligna,

Guía a los médicos que le tratan

Provee siempre todo lo que necesita en este trance.

Señor, tú tienes la autoridad de aliviarlo,

Así como de fortalecer su alma y espíritu,

Infunde aliento y ánimo,

Vivifícalo con tu amor,

Líbralo de todo dolor y malestar,

Tienes la autoridad para someter todo mal,

Ningún virus o microorganismo predominan ante ti,

Tampoco una dolencia hereditaria o adquirida,

Fortalece su sistema inmune,

Así como cada componente de su organismo,

Reactiva su funcionamiento normal,

Que pueda tener un equilibrio,

Toda enfermedad se somete ante ti.

Tengo plena confianza

En que harás esta obra,

La veré con mis ojos,

Daré testimonio de lo que puedes hacer,

Este milagro será realidad,

Porque estás por encima de toda ciencia,

Aun en casos imposibles, puedes actuar,

Tu poder no tiene límites,

Así como sanaste a Job,

Al paralítico y al leproso,

A tantos que han creído en tu poder,

Así harás en este caso,

Por eso, elevo mis ruegos con fe,

Sabiendo que harás algo maravilloso,

Porque no hay una enfermedad que se resista,

Sanador magnánimo,

No existe patología que prevalezca.

Dios soberano, amado sanador,

Gracias te doy porque sé que me oyes,

Vivo con la certeza de tu amor,

Porque tu voluntad es que nadie esté enfermo,

Porque el Señor murió por nosotros,

Otorgándonos la gracia de la sanidad,

Nos cuidas con tierno amor,

No nos desamparas jamás,

Ninguna patología puede dañarnos,

Te agradezco profundamente, Señor,

Sé que estás accionando a favor de (di su nombre),

Por eso te alabo y glorifico,

Amén.