San Miguel Arcángel resguárdame con tu escudo Milagroso

Oración de san Miguel arcángel

Ahora te dejamos la poderosa oración, para protegerte.

¡Oh Arcángel predilecto del Creador!

Tú que eres ejemplo de virtud

Tú, mayor adversario del mal

Que siempre vences a Satanás en la contienda

Que te desplazas triunfante sin conocer derrota

Acude a mi auxilio y dame tu fuerza.

Para vencer la adversidad, te ofrezco mi voluntad de caminar de tu mano.

Soy humano y requiero de tu poderoso escudo para evitar que el mal ejerza su poder sobre mí.

Desde mi debilidad clamo el poder de tu escudo

Para impedir que mis enemigos y el maligno me dañen

San Miguel Arcángel resguárdame con tu escudo

Y sé mi armadura en las batallas

Déjame vencer las tentaciones como tú vences al enemigo del Dios Padre

Déjame vencer al pecado como tú vences a todo mal

Acude a mi resguardo y purifícame

Acude a mi resguardo y hazme invencible

Acude a mi resguardo y hazme digno merecedor de conocer la gloria eterna del Todopoderoso.

Que mi enemigo, las angustias y la enfermedad del cuerpo y del espíritu

Perezcan ante la fuerza de tu escudo, sin puedan si quiera tocarme.

Aleja de mí a personas que se acerquen con intención de herirme y hacerme daño

Trae a mi vida personas bondadosas y de alma transparente.

San Miguel Arcángel, se mi luz en la oscuridad

Dame la sabiduría para salir puro de la dificultad

Permíteme transitar ligero y a salvo

Hacia el buen camino y que tu protección me regale la calma y el gozo que mi interior necesita.

A donde vaya hazme saber que estás a mi lado

Tú que con tu virtud te has ganado la gloria al lado del Dios padre

Resguárdame con tu escudo y aleja mis miedos

Amén.

Cuando oramos a San Miguel Arcángel recibimos su protección. Este ser celestial dotado de un enorme poder, es fuente de amor y lealtad. Por eso es el favorito del Dios padre Todopoderoso y San Miguel libra en su nombre todas las batallas.

Este Arcángel soldado, se enfrente a toda germen de mal y en nombre del ejercito del bien sale victorioso. Su escudo y su espada luchan por la fe verdadera, alejan al pecado y protegen a quien desee vivir con humildad y virtud.

Al pronunciar esta oración con toda la fuerza y sinceridad que hay en tu corazón de creyente, contarás con su poder. Al clamar San Miguel Arcángel resguárdame con tu escudo, no habrá ningún mal que pueda dañarte.

Al invocar el resguardo del soldado al mando del ejército celestial, vendrá a tu auxilio. San Miguel dispondrá su espada y su escudo para tu resguardo. El poder caminar y sentir su protección te dará la fuerza y la calma para superar cualquier dificultad por terrible que parezca.

Solicitar el favor de San Miguel Arcángel, es tener al mejor soldado acechando a cualquier mal que pretenda destruirte.

Te damos las gracias por visitar nuestro contenido, esperamos que por medio de esta oración el poder de San Miguel colme tu espíritu.