Oración a San Antonio y un milagro llegara tu vida

San Antonio es conocido por conceder milagros a quienes creen en él, aun en situaciones muy difíciles. Es uno de los santos a quienes los creyentes realizan más peticiónes. Por eso, muchos le oran con fervor, si realizas esta plegaria con denuedo un milagro puede llegar a tu vida hoy.

Oración a San Antonio y un milagro llegara tu vida

Oh, San Antonio, misericordioso y amoroso,

Vengo a ti sabiendo que tienes el don de los milagros,

Que te ha sido concedido por tu paciencia y humildad,

Porque has ayudado a otros,

Quienes en ti han creído también,

Me acerco con fe y reverencia,

Sabiendo que escuchas mis palabras,

Porque tienes la gracia de interceder por mí,

Apreciado santo, elevo mis oraciónes,

En este momento creo que tú puedes concederlas,

Estoy seguro que tienes cuidado de mí.

Mi corazón está lleno de gratitud,

Sé que tendré lo que te pida,

Porque llevas mis peticiónes al cielo,

Me escuchas con denuedo,

Santo milagroso y consolador,

Sabes lo que mi alma anhela

Te ruego que me sostengas,

Entiendo que me darás alivio y paz,

Que hallaré descanso y reposo,

Santo compasivo y fiel,

Que ayudas a lo que te buscan,

Proteges a los necesitados,

Creo en tus poderes para hacer grandes milagros.

La salud devolviste a los que estaban afligidos por el dolor,

Oíste a los que sufrieron amargura,

Con ruegos entre lágrimas,

Por eso creo que tienes el poder de sanar

Alma y cuerpo, santo poderoso,

Oh, San Antonio mi corazón está esperanzado,

Buscándote en oración,

Entendiendo que estas palabras

No van al abismo,

Llevas al cielo mis plegarias,

Te ruego que me concedas (coloca tu petición)

Gentil santo, caritativo

Tengo la confianza que

A ti puedo ir en tiempos difíciles,

Derribas los muros,

Eres un refugio en medio de la tempestad,

Me oyes y estás atento,

De noche y de día,

Gracias, amado San Antonio.

Sé que nunca me olvidas

Tampoco a los míos

Consuelo le brindas a mi alma,

La tristeza no me toca,

Tengo gran fe en tu poder,

Por eso, clamo a ti pidiendo fuerzas,

Llenas mi ser interno,

No hay vacíos que me derroten,

En plenitud me llevas,

Iluminas mi camino con esperanzas,

Ahora, te pido con humildad entera,

Sin temor, porque me haces vivir en plenitud,

Ante esta dificultad

Te necesito más que nunca,

Tú sabes lo que experimento,

Las adversidades que enfrento,

Mejor que nadie entiendes de mis dolores,

De los problemas que me atañen,

Que para mí parecen imposibles de vencer,

Pero tú tienes el don para librarme de ellos,

Concediéndome las peticiónes de mi corazón,

Lo que los hombres no pueden alcanzar

Tu si puedes hacerlo, santo poderoso,

Me apoyo en ti, aferrándome,

Entregado en tus brazos yo descanso,

Dame tu abrigo,

Sé que contigo nunca me sentiré solo,

Podré dar testimonio de tu poder,

Mis labios hablarán de lo que has hecho.

Oh, San Antonio amado,

No habrá ningún mal que me toque,

Nada me causará aflicción,

Los problemas no me vencerán,

Tu misericordía es para conmigo,

Confiadamente espero mi milagro,

Siento la calidez de tu presencia,

Me abandono a ti,

No soy barco a la deriva,

Tú eres mi viento fuerte,

Que me guía en todo momento,

Vences todo lo malo que pasa,

Incluso lo que no veo,

Me brindas misericordía eterna,

Sé que pronto tendré lo que he pedido,

Que me darás sabiduría

Tú me brindarás la mano para salir de todo abismo,

Tu poder se manifiesta en gran manera,

No tengo dudas de ello,

Espero paciente tus sobrenaturales maravillas,

Que superan mi propio entendimiento,

Desde el fondo de mi alma,

Gracias te doy apreciado y bendito San Antonio,

Amén.