Oración al Justo Juez para pedir Protección de Enemigos, Males, Peligros

El Justo Juez siempre nos está escuchando y atendiendo nuestras oraciónes de protección. Con esta lo llamarás a que te bendiga y te provea de todas las fuerzas que necesitas para salir victorioso frente a tus enemigos.

Oración al Justo Juez para pedir Protección de Enemigos, Males, Peligros

Justo Juez, Santo Padre, tú que reinas por los siglos de los siglos, y a tus hijos amas y perdonas, hazme merecedor de tus dones y detén a mis enemigos, que como hijo tuyo soy objetivo de muchos males que el enemigo envía para desviarme y tentarme hacia su morada, mas en tu seno hay protección eterna y ningún sirviente del enemigo podrá herir o alcanzar a ningún hijo de Dios mientras en tu Palabra nos sustentemos.

Aclárame la vista, para ver venir a mis enemigos a la distancia y que nunca me sorprendan; toca mi piel y cúbreme con tu sacro manto, para que mis enemigos no me puedan ver ni en la luz ni en la oscuridad, y pueda pasar junto a ellos desapercibido y sin temor; limpia mis oídos, para que pueda escuchar con claridad los pasos de los malvados cuando quieran acercarse desde mis espaldas, y así siempre estaré alerta y preparado para el ataque, infunde de tu luz mis brazos y mis piernas, y así podré correr mas rápido que quienes me persigan, y abatirlos de un solo golpe cuando intenten rodearme y apresarme, y así nunca estaré desprotegido.

Soy tu hijo y tu Camino sigo, Justo Juez de las alturas, y aunque soy pecador como todo terrenal, en tu gloria me regocijo y tus Sagradas Palabras siempre trato de seguir y cumplir, porque hay grandeza en la nobleza de tu Camino, y yo soy hijo fiel y obediente.

Me encomiendo a ti hoy y siempre, Justo Juez, porque sé que tú no nos abandonas, y no permitirás que uno de tus hijos fieles caiga en las malas garras, en la hechiceria ni los malos ojos de los seguidores de los enemigos. Las gracias te doy hoy y siempre por hacernos merecedores de tu amor y tus bendiciónes. Amén.

Dedica un tiempo de tus días para rezar esta plegaria al Justo Juez, y así le estarás agradeciendo constantemente por la protección y bendición que siempre alza sobre ti.