Bendice mi día Señor, oración para la mañana

La oración matutina es el mejor momento para tener un encuentro con el Señor. Quien tiene el poder de llenar nuestro día con bendiciónes, aun en las circunstancias difíciles. La oración de la mañana puede marcar una gran diferencia. Así que dedica esos minutos a realizar esta plegaria al Señor.

Bendice mi día Señor, oración para la mañana

Oh, mi Señor, amado y protector,

Tú que resguardas a quienes te aman,

Que con amoroso denuedo nos ayudas,

Bendice este día, mi Señor,

Que esta mañana esté colmada de bendiciónes,

A ti acudo en oración sincera,

Sabiendo que me escuchas,

Entendiendo tu sacrificio,

Que por gracia me has dado,

Comprendiendo que tus oídos están prestos

Tu dulces amor me rodea

Incondicional y magnífico eres,

Poderoso Señor nuestro.

Gracias Dios, por este día que me permites ver,

Por la gracia de estar vivo,

Tu presencia no me niegas,

Mis ojos se han abierto nuevamente,

Todo gracias a ti

Puedo escuchar, oír, sentir, mirar,

Para gozarme en tu perfecta creación,

Admiro la luz de esta mañana,

Estoy sano y fuerte,

Por eso te doy gracias,

Grandes son tus obras, Dios,

Soy testigo de tu amor,

Por eso respiro y existo,

Señor fuerte, Señor sublime,

Inconmensurable tu ser es,

Gracias porque sé que cuidas mis pasos,

Tu mirada amorosa está siempre sobre mí,

Para que ningún flagelo me toque,

Causándome perjuicio,

¡Estoy cubierto con tu poder omnipresente!

Te pido que esta mañana los míos estén bien,

Que todos los que conozco disfruten de este nuevo día,

Que sea una oportunidad para conseguir sus metas,

Que se cumpla el propósito que tienes para cada uno de ellos,

No los desampares en ninguno de sus caminos,

Que sea un día de muchas bendiciónes,

Cuídalos de los peligros y accidentes,

Dales fuerza para enfrentar cualquier problema,

Señor mío, en ti confío siempre,

En tus poderosas manos pongo a mis seres queridos.

Haz que siempre pueda ver el lado bueno,

Que aun en los momentos malos sepa que estás conmigo,

Vas delante de mí, Dios,

Haces caminos en lo invisible,

Trazas senderos en medio del desierto,

Me cuidas de los desfiladeros,

De las sombras,

Pintas una sonrisa en mi faz,

Iluminas mi ser con tu presencia,

Esta mañana te encontraré a dondequiera que vaya.

Cubres todas mis necesidades,

Incluso, antes que me percate de ellas,

Sabes lo que requiero y siempre estás allí

Para darme más de lo que espero,

Para regalarme lo mejor,

Grandioso proveedor mío,

Que sobreabunden tus dones en mí,

Para que pueda prodigarlos a otros,

Así pueda ser un reflejo de ti.

Señor Majestuoso,

Guíame con tu sabiduría,

No permitas que me pierda,

No me dejes caer en el abismo,

Que del pecado y los errores pueda desviarme,

Quiero honrarte no solo con mis palabras

Sino en cada uno de mis actos,

Cada acción la haré para glorificarte

Bendice mi día Señor,

Cultiva mi alma,

Vivifica mi espíritu con tu amor,

Mi fe crece a cada momento,

Porque estás conmigo,

Soplas sobre mí tu aliento de vida

Lléname de tu inmerecido amor,

Cólmame de tu gracia,

Señor mío,

Gracias por permitirme vivir esta mañana,

Por cantar alabanzas con mis oraciónes,

Que mis palabras suban a ti como una ofrenda fragante,

Cada frase sea una bendición,

Confío en que será un día hermoso,

Porque así lo has concebido para mí,

Como un regalo me deleito,

Sé que veré este sol al atardecer,

Como la promesa de otro día que me darás,

Lleno de renovadas bendiciónes,

Que has preparado con amor para mí,

Gracias mi Señor,

Amado, Poderoso y Eterno,

Me cobijas entre tus brazos,

Me refugias en tu regazo,

Contigo el mal huye,

No siento temor, ni angustia,

Amén.